Inicio » Plastica

Plastica

ahmed-el-hayani-1-620x270

La plástica como expresión artística, ha estado siempre presente en la historia del pueblo santiagueño. Desde las primeras culturas de las que se tiene conocimiento, su innegable presencia ha permitido acceder al conocimiento de formas de vida y de vinculación, creencias, tradiciones y costumbres, que de otra manera hubieran permanecido en el terreno de lo desconocido.El hombre siempre se ha expresado mediante sus producciones artísticas, y en ellas supo plasmar no sólo sus estados de ánimo, sino también los de su grupo, su comunidad; dando cuenta a su vez de la influencia exógena que recibían como parte de sus propios procesos de transculturación.
Desde épocas milenarias, el arte en Santiago del Estero, ha sido anónimo, pero aún así ha formado parte de la vida de este pueblo. Recién en  el siglo XIX  comienzan a registrarse en la historia los nombres de los primeros artistas y el arte plástico comienza a vislumbrar nuevos horizontes.
La inclinación o deleite por lo estético comienza a aflorar en el alma de algunos santiagueños que autodidactas o estudiosos formales, comienzan a brindar sus producciones, que hoy conforman un inmenso patrimonio que se encuentra diseminado a lo ancho y a lo largo del país y del mundo.
La aparición de academias, escuelas,  profesorados, universidades, y distintas instituciones abocadas al estímulo, la capacitación y perfeccionamiento en artes plásticas, concibió un fuerte impulso, que generó un incesante semillero de artistas que busca, desde las diferentes técnicas, expresarse, comunicarse, relacionarse con el espectador; transmitir sus sentimientos y compartir el deleite por lo estético.
En el devenir histórico de la plástica en Santiago del Estero, junto a los retratos que inmortalizaban prestigiosas figuras del quehacer histórico, político o religioso, sus artistas han sido siempre  permanentes difusores de su terruño, de su paisaje, de su gente, de sus creencias. Orgullo por lo propio, denuncia social, soledad agreste o algarabía festiva, han estado siempre presente en sus obras, mostrando el Santiago profundo, aquel que sólo el artista interpreta y se apropia para retratarlo en su obra.
Entre los santiagueños que fueron pioneros del arte plástico, se pueden mencionar a Felipe Taboada, Gaspar Palacio, Absalón Ibarra, Rafael Delgado Castro, Antonio Cáceres, Ramón Gómez Cornet, quien fuera entusiasta impulsor de la creación de la Academia de Bellas Artes “Juan Yaparí” y fundador del Museo Provincial de Bellas Artes, que lleva su nombre, hasta Orestes Di Lullo, polifacética personalidad santiagueña quien fuera médico, escritor, poeta y artista plástico; Besares Soraire, Absalón Argañaraz, Juanita Briones, Carlos Sánchez Gramajo, Mateo Martín López, Roberto Delgado, Carlos Villavicencio, Luis Garay Estebenet, Nelly Orieta y muchos otros, que legaron la grandeza y exquisitez de sus obras.
Hoy las nuevas generaciones han continuado la senda de sus mayores, evolucionando conceptos, incorporando técnicas, formas, recursos, materias; expresando vivencias, sentires y pasiones, creando paisajes visuales sorprendentes, desde una sutil mixtura de creatividad, ingenio, profesionalismo y buen gusto, generando obras que engrandecen y recrean la cultura santiagueña. Entre ellos se destacan Ricardo Touriño, Daniela Jozami, Ángel Garay, Hugo Argañaráz, Marta capovilla, Elsa Munar, Roxana Montenegro, Rodolfo Soria, Jorge Padilla, Mario Martínez, Cristina Campitelli, Gabriela Gómez Filas, Nelson Corrales, Amalia Martínez Gramajo, Adriana Ramos y muchos más.-